Presidente Santos y Timochenko coinciden hoy en un día histórico para Colombia, en Cuba

En un día histórico para Colombia, coinciden hoy en Cuba, el presidente Juan Manuel Santos y el jefe de las Farc, alias Timockenko, para anunciar desde La Habana,  la fecha en la que se pondrá punto final a 50 años de guerra.

El viaje del presidente Juan Manuel Santos a Cuba, donde está programada una cita con ‘Timochenko’, el jefe máximo de la guerrilla de las Farc, es una señal clara de que el proceso de paz con esa guerrilla ha avanzado a una etapa de no retorno.

El presidente Juan Manuel Santos y el máximo jefe de las Farc, alias Timochenko, coincidirán este miércoles en La Habana, Cuba, en donde se hablaría del borrador sobre un eventual acuerdo en el tema de justicia transicional.

RCN La Radio conoció que este documento está prácticamente listo para encontrar una fórmula de justicia alternativa que permita avanzar en el proceso de paz.

A través de su cuenta en Twitter, el presidente Juan Manuel Santos, que estará este jueves en Nueva York con motivo de la Asamblea General de Naciones Unidas, confirmó que hará una escala previa en La Habana, Cuba, para una “reunión clave” con los negociadores del proceso de paz con las Farc.

“Haré escala en La Habana para reunión clave con negociadores con el fin de acelerar el fin del conflicto. La paz está cerca“, escribió.

Estas son tres claves de este paso histórico.

1. Se superó el escollo más fuerte en la negociación

Por casi un año en la mesa de La Habana, pero también a lo largo de toda su historia, las Farc han sostenido la cuestionada tesis de que no tienen nada qué responder ante la justicia porque, aseguran, no han sido victimarios, sino víctimas en la guerra. Sus voceros habían afirmado también que no creían en la legitimidad de la justicia colombiana.

El acuerdo alcanzado que se anunciará hoy en La Habana, el cuarto en tres años de conversaciones, incluye elementos de judicialización, confesión de crímenes e instancias de reparación de las víctimas que, de acuerdo con fuentes que conocieron el proceso, serán “aceptables” tanto para la comunidad internacional como para los colombianos.

Sin el acuerdo de someterse a un proceso penal el acuerdo no era viable, especialmente porque la realidad mundial, representada en la temida Corte Penal Internacional, exige que los máximos responsables de crímenes de lesa humanidad enfrenten un proceso judicial y se sometan a una pena, aunque esta sea mínima frente a la gravedad de los hechos cometidos en medio del conflicto.

El anuncio de un acuerdo sobre justicia implica que se llegó a una fórmula que satisface los requisitos mínimos exigidos para ‘blindar’ el proceso.

2. El proceso entró en su fase final

La consecuencia directa, y sin duda el hecho de fondo, es que el proceso entró en su fase final. El presidente Santos y ‘Timochenko’ anunciarán hoy la fecha en la que se firmará el acuerdo final. Es el fin de más de 50 años de guerra que dejan no menos de 300.000 muertos.

Superado el punto de justicia, lo que se viene es un proceso acelerado en el que podrían verse escenarios como el cese bilateral de fuego precedido de anuncios de la guerrilla sobre el inicio de concentración de fuerzas y comienzo del desarme. En ese sentido, el paso de las Farc hacia un movimiento político.

3. Mensaje de no retorno

La presencia de la cabeza del Estado colombiano y de la guerrilla más antigua y grande del país envía un mensaje de no retorno. Santos ha sido históricamente el Ministro de Defensa y el Presidente de Colombia que más golpes les ha dado a las cabezas de las Farc. A pesar de las críticas de algunos sectores sobre el manejo del proceso, su ‘mantra’ personal ha sido no volverse ‘prisionero’ de la negociación ni dejarse llevar por las falsas expectativas. Por esto, su decisión de viajar a Cuba a verse personalmente con ‘Timochenko’ refleja a su vez que lo alcanzado es un punto de inflexión que marca la historia del país.