Recategorizamos la vía Codazzi – Aguas Blancas para evitarle un detrimento patrimonial al departamento”: Gobernador Monsalvo

, Economía

La vía Codazzi – Aguas Blancas, que en el pasado gobierno se contrató para ser construida con características de vía terciaria, fue recategorizada para ajustar sus especificaciones a nivel de vía secundaria, teniendo en cuenta un estudio de movilidad que  establece que la proyección del flujo vehicular es alto, en su mayoría vehículos de carga, lo que terminaría en un rápido deterioro, en mal estado y poniendo en riesgo una inversión de  $75.000 millones,  generando un millonario detrimento patrimonial y perdiéndose la oportunidad de convertir este tramo vial en un conector entre el centro y oriente del departamento con los puertos del Caribe colombiano, que impulsará  el desarrollo económico de la zona.

Fue una preocupación del Gobierno del Cesar, de la interventoría, la veeduría ciudadana y los beneficiarios de la obra, la construcción de esta vía con unas condiciones técnicas de seis metros de ancho de calzada y siete centímetros de espesor de asfalto, lo que pone en riesgo la estabilidad de la misma, por lo que fue necesario las modificaciones que cambian la efectividad de la obra, porque pasa a un grosor de asfalto de 10 centímetros y un ancho de calzada de 9,30 metros. Además, para corregir la falta de redes hidráulicas se incluyó la construcción de tres puentes, que no se tuvieron en cuenta en los diseños iniciales.

“Como estaba planeado el proyecto al inicio iba a ser un fracaso, era necesario que se hicieran los estudios hidráulicos, porque este es una zona de playones donde se rebosan los ríos y en la primera ola invernal, la vía hubiera desaparecido”, afirmó José Gregorio Zapata, presidente de Veeduría Ciudadana Codazzi-Aguas Blancas.

“Teníamos que aumentar el ancho de calzada y el grosor del asfalto para evitar problemas estructurales que pudieran terminar en un detrimento patrimonial por estabilidad de la obra”, declaró el Gobernador Monsalvo. Es por eso que el gobierno departamental había pedido acompañamiento de la Contraloría General de la República y, junto con la empresa contratista de la obra, la firma interventoría, el equipo de Infraestructura y las veedurías ciudadanas, se desarrollaron semanas de análisis, a la luz de las especificaciones que ordena la Comisión Rectora del Sistema General de Participaciones.

Como consecuencia, la Gobernación y la Contraloría General de la República suscribieron un acta de compromisos para ajustar la caracterización de la obra lo que garantiza alargar su vida útil, permitir un ahorro de casi una hora de recorrido y preservar la malla vial urbana de Valledupar, porque tractomulas y otros vehículos no tendrán que entrar a esta ciudad para seguir a Bosconia o los puertos del Caribe.

En plena vía Codazzi-Aguas Blancas, ante beneficiarios  la obra y veedores, el mandatario protocolizó el acta suscrita, junto al contralor delegado, coordinador general de la Unidad de Regalías, José Freddy Arias; el contralor delegado de Participación Ciudadana, Luis Carlos Pineda, y el presidente de la Veeduría Ciudadana, José Gregorio Zapata.

Para lograr los ajustes acordados en el acta, será necesario hacer una adición de $30 mil millones, con los que se salva la inversión anterior, que estaba claramente en riesgo de deterioro por los mencionados errores en la caracterización de la vía.

Se nos pidió acompañamiento de esta obra frente a la inquietud de adicionar recursos para blindar la inversión inicial y dentro de nuestro control preventivo, concomitante, vimos con muy buenos ojos esa posibilidad de pasar una vía que era categoría tres a dos, con unas especificaciones obviamente mucho más robustas para el tráfico que se requiere el sector y por eso vinimos a acompañar el proceso”, dijo José Freddy Arias, coordinador nacional de Regalías.