Secretaría de Salud aclara versiones sobre contaminación de alimentos en Valledupar

, Generales

La Secretaría de Salud departamental del Cesar aclaró en un comunicado, las versione que circulan en rede sociales sobre presunta contaminación de alimentos en Valledupar

Este es el texto del comunicado:

COMUNICADO

Frente a comentarios surgidos en redes sociales a cerca de la posible comercialización de frutas contaminadas en la ciudad de Valledupar, la Secretaría de Salud Departamental se permite informar lo siguiente:

Durante la segunda semana de marzo ingresaron al Hospital Rosario Pumarejo de López, ocho miembros de una misma familia que presentaban cuadro de fiebre, malestar general y brotes en la piel por lo que el personal médico de ese centro asistencial inició los protocolos del caso tomando muestras de sangre para determinar mediante pruebas de laboratorio el tipo de enfermedad que padecían estas personas.

Es así como mediante las pruebas de sangre analizadas en el laboratorio de Salud pública del Departamento, se pudo diagnosticar que estos pacientes presentaban un brote de Chagas oral, enfermedad transmitida por un insecto conocido popularmente como Pito y que es el vector transmisor de un parásito denominado Tripanosoma Cruzi, el cual fue encontrado en las muestras de sangre tomadas a los pacientes.

La Enfermedad de Chagas se transmite de forma vectorial a través de la picadura del vector, o de forma oral por ingestión de alimentos contaminados con las heces de este insecto.

Los profesionales especializados que tratan a esta familia señalaron que está plenamente establecido que la enfermedad fue trasmitida por la vía oral, es decir por la ingesta de alimentos contaminados, no pudiéndose establecer qué tipo de alimento fue la fuente de infección, y advirtieron que ocurrió de manera intradomiciliaria, por lo que los alimentos se habrían contaminado en el sitio donde fueron consumidos.

La Secretaria de Salud, Carmen Sofía Daza Orozco, indicó, que no existe riesgo alguno de ingerir alimentos tales como frutas y verduras, haciendo especial énfasis en las recomendaciones sanitarias tales como lavarlas bien antes de consumirlas, el correcto lavado de manos y la adecuada manipulación y conservación de alimentos con el fin de evitar la contaminación por agentes externos como bacterias o parásitos.