Semiparalizada Valledupar por escasez de gasolina

, Economía

Prácticamente sin gasolina se quedó la capital del Cesar, ante los elevados consumos que se generan en la ciudad después del cierre de la frontera con Venezuela y ante el mínimo cupo asignado por los Ministerios de Minas y Hacienda para esta zona del país.

El jueves había inmensas colas de vehículos y motos en los alrededores de los surtidores que estaban agotando sus existencias, mientras que el Gobierno informaba sobre la llegada de cisternas cargadas para reabastecer la ciudad de combustible.

Hay una especie de semiparálisis de Valledupar, especialmente en el transporte en buses y taxis, lo que ocasiona una grave situación en materia de movilidad y en los asuntos de la economía.

El alcalde Fredys Socarrás Reales se trasladó de manera urgente en Bogotá, a gestionar ante el Ministerio de Hacienda, el aumento en la asignación del cupo para la ciudad, que ya fue aprobado por el Ministerio de Minas y Energía, pero que está atrancado en esa cartera.

Los cinco parlamentarios del Cesar a su vez, confirmaron que está concertada una cita para el martes próximo en Bogotá, con el Ministro Germán Cárdenas Santamaría, a la que acudirán con el alcalde electo de Valledupar, Augusto Ramírez Uhía, para tramitar el aumento del cupo, que según los dirigentes políticos, debe ser de 5 millones de galones para esta zona del país y no de 2 millones 500, que es la cuota asignada.

Mientras tanto le pedirán al Ministro que autorice de manera urgente el envío de la gasolina que se requiere para la ciudad para el consumo diario a fin de evitar  una parálisis total de la ciudad, porque aquí se está concentrando la compra de combustible de la mayoría de los pueblos del Cesar y la Guajira, luego del cierre de la frontera colombo-venezolana y ante la ausencia de gasolina de procedencia nacional por los estragos causados por el contrabando a la economía regional.