Sospechoso de los tiroteos en Atlanta confiesa que sufre de “adicción sexual”

  • El presunto autor de los disparos en tres salones de masajes  fue detenido a 250 kilómetros al sur de la capital del Estado de Giorgia

El sospechoso de los tiroteos de este martes en tres salones de masaje asiáticos en Atlanta (Estados Unidos) negó tener una motivación racista y los achacó a una perturbación derivada de su “adicción sexual”, aseguraron este miércoles las autoridades locales.

El suceso, que dejó ocho muertos, entre ellos seis mujeres de origen asiático, ha reavivado el debate en Estados Unidos sobre los crecientes ataques de odio contra estadounidenses con raíces en Asia, que han alcanzado casi 3.800 en todo el país desde que comenzó la pandemia.

Un varón blanco de 21 años, identificado como Robert Aaron Long, ha sido detenido horas después en el suroeste del Estado, a 240 kilómetros de la capital, según la policía.

Los agentes, que fueron alertados por los propios padres del sospechoso, que creyeron que su hijo podría estar implicado, aseguran que Long actuó solo. Las autoridades de Georgia han explicado  que es demasiado pronto para decir si el ataque es o no un delito de odio, y han informado que el sospechoso indicó a las autoridades que tiene una “adicción sexual”.