Tarulla genera mortandad de peces y crisis ambiental en la Ciénaga de Zapatosa

, Nacionales

Una nueva denuncia con fotografías que muestran la mortandad de peces en la Ciénaga de Zapatosa, hicieron los pescadores de los municipios del centro del Cesar.

Atribuyeron el fenómeno al crecimiento de la tarulla en una desproporcionada cantidad, que prácticamente ya cumbre mas del 50% de la ciénaga.

La tarulla está obstaculizando el oxígeno causando la muerte de miles de peces en el área, además de afectar la navegabilidad en el cuerpo de agua ubicado en el centro del departamento del Cesar y que llega hasta el Magdalena.

Al respecto, las autoridades evalúan la situación, la cual afecta además la actividad pesquera como fuente de subsistencia de las comunidades aledañas al complejo cenagoso. La tarulla es una planta acuática que flota sobre el afluente impidiendo lanzar las redes.

Celso Moreno Mejía, representante de la Asociación de Pescadores y Productores de Chimichagua, manifestó que desde hace seis días aproximadamente, la situación e ha vuelto crítica al registrarse la mortandad de peces ante la falta de oxígeno por la contaminación de la tarulla.

Explicó el pescador,  que la planta empieza a crecer en la ciénaga durante el verano, el cuerpo de agua se alimenta y la tarulla cubre la superficie, causando un daño ambiental considerable, ya que no existe un control biológico para combatirla.

Se pierde la navegabilidad para ir a otros pueblos circunvecinos al municipio de Chimichagua como Saloa, La Mata, Sampegua y Candelaria. “Esta situación está afectando  a una 35 familias miembros de la asociación de pescadores que integran un proyecto piscícola de especie nativa como La Dorada, de las cuales se habían sembrado alrededor de 1.000 especies y todas murieron por falta de oxígeno”.

Sin embargo, la afectación va mucho más allá, ya que en la zona son muchas las familias que viven de la pesca artesanal y se estarían perjudicando más de 2.000 personas en Chimichagua.

“Estamos en crisis, no podemos salir a la faena diaria, y nuestro sustento como pescador está disminuido al 100%, no hay otra alternativa económica para subsistir”, dijo por su parte Orlando Pedroza, otro de los pescadores afectados.

Solicitó ayuda del Gobierno departamental y nacional para contrarrestar esta situación, ya que la pesca es la principal fuente de economía para los habitantes de Saloa, Sampegua, La Mata y Candelaria.

Desde el muelle de la Chalupa, en Chimichagua, explicó Pedraza, se puede observar el espesor de la planta, la cual está generando un taponamiento fluvial que además impide la navegabilidad en el área.

INTERVENCIÓN

Libardo Lascarro Ditta, Coordinador de Pomcas  y Ordenamiento Territorial de Corpocesar, informó que desde hace varios años la Corporación viene adelantando programas y proyectos para la recuperación de la Ciénaga de Zapatosa en los municipios del área de influencia (Chimichagua, Tamalameque, Chiriguaná y Curumaní), tendientes a mejorar la biodiversidad de este importante  ecosistema.

“Además de la siembra de árboles, en años anteriores se hizo repoblamiento de 11 millones de alevinos entre bocachicos y dorada, hemos apoyado a través de convenios, el mejoramiento de tratamiento de aguas servidas y de manera transversal, sensibilización y educación para el aprovechamiento sostenible y equilibrado de los recursos naturales de la ciénaga”.

Explicó, que en la actualidad se sigue implementando el plan de manejo con programas de reforestación, destaponamiento y planes de mejoramiento de la calidad del agua”, aseguró el funcionario, quien destacó que estos proyectos que se han adelantado desde Corpocesar contribuyen a mitigar el impacto ambiental negativo sobre el ecosistema, sin embargo, se hace necesario que las comunidades se apropien de la Zapatosa, con  mayor conciencia ambiental para mejorar  sus condiciones, que a pesar de todos los esfuerzos, continúa degradándose.