Tiro De Chorro | ¿Vacunas por partidos? me suena!

Estamos ad portas de la llamada Semana Mayor, según nuestros viejos principios y costumbres religiosas. Aún la masa no está para arepas dicen los expertos, las vacunas están llegando con paciencia programada y los vacunados siguen sus instrucciones. Nada se supo de las primeras que se perdieron en el primer lote, solo quedó el show de aviones y fotos,  todo indica que han debido llegar a preferencias personales en una nación que hace tiempo perdió el respeto, el orden y la prudencia. Ya no es noticia el “Síndrome de la jeringa vacía”, con algunos inyectados de aire y quizás cuantos no han sufrido el engaño reprochable a una edad donde todos debemos y exigimos un mínimo de respeto, quizás en cuantos pueblitos olvidados ha ocurrido el caso y los inescrupulosos del acto, seguramente llevan el remedio para sus seres cercanos, al menos es un principio de familia, otros los negociarán de contrabando en un país donde hace muchos años madrugamos a matarnos. Y a negociar hasta el alma.

Los recientes brotes de pandemias con sus nuevas cepas, es la comidilla del día en los medios, mientras científicos tienen distintas visiones para el virus del siglo XXI.

Pero igual el país político deshoja margaritas con tantos candidatos que quieren reemplazar a Duque, que parece no quiere, o no supieron hacer la jugadita de alargar dos años el mandato, donde un combo de congresistas recibieron el guiño de ojos invisibles, para el tema, pero ese pan se quemó sin entrar al horno siquiera. Entonces continuamos con la baraja presidencial por todas partes. Por ahora nadie propone cosas concretas, solo pactos históricos, y como en el Frente Nacional jugarán corrientes distintas, parecidas o desiguales que no participan de la torta del gobierno actual. Por ahora repito, solo caritas, reuniones sociales, amarres con longaniza, mientras lo concreto aún está por definirse.

No quiero pensar en política electorera a la vacunación, pero como  nos conocemos tanto, nada raro sucede que luego del personal médico y adultos mayores, la cosa siga por partidos, porque si salvamos los partidos y sus electores, se salva la democracia y por lo tanto el futuro del Estado, que es más importante.

Ya llegarán los días Santos y los festivales en cada región ya esas tradiciones no pueden perderse y menos esos presupuestos que mueven la economía, póngale usted el nombre que quiera, incluso naranja. Debemos integrar la cultura y la educación, un pueblo sin tradiciones no huela a patria afirman los operadores de todo ese largo cuento.

Si las vacunas resultan por partidos, el liberalismo deben ser primero, no importa que ya no sean mayorías, pero sumando los partidos y movimientos, todos vienen de allá, Lopistas, Galanistas,  Vargaslleristas y Gaviristas  que seguramente caerán en gavilla para lograrlo. El viejo partido rojo saca sus trapos en la menor ocasión, hace algunos meses, el trapo volvió a las ventanas para decir que necesitaban mercados.  Al menos es un indicio de existencia y vitalidad.

Luego espero sean los azules, siempre en la torta, ellos dizque deciden. seguirán los verdes, por los nuevos tiempos, y luego los movimientos en estricto orden alfabético para no terminar en recocha.

Olvidaba, no estamos en ratos de recocha, seguimos en tiempos recios y todos debemos aportar un poco de seriedad, no importa que la jeringa siga vacía, si la naranja de la economía tiene jugo, y como viene de las naranjas, unos salen dulces, otros agrios. No perdamos la fe.