Tragedia de Mocoa destapa efectos graves en la erosión de montañas en Colombia

, Nacionales

Inundaciones en Mocoa dejan 254 muertos y 400 heridos
El  río se mezcló con lodo y materiales  con residuos y basuras que provocó el desastre

Una masiva avalancha en el sur de Colombia (Mocoa, Putumayo) deja más de 254 muertos, 400 heridos y más de 210 desaparecidos, tras las fuertes lluvias que afectan a la región andina, en especial a Perú y Ecuador.

El último informe oficial reporta 254 muertos,“una cifra realmente muy lamentable”, dijo a periodistas el presidente Juan Manuel Santos, quien viajó a la zona para seguir de cerca las labores de socorro.
La Cruz Roja Colombiana reporta además “400 heridos y 210 desaparecidos”, tras la avalancha que se generó sobre las 11 p. m. ayer por el desbordamiento de los ríos Mocoa, Mulato y Sangoyaco en el selvático departamento de Putumayo.

Las imágenes difundidas por los socorristas son impactantes: calles cubiertas de lodo, soldados cargando niños, gente llorando, vehículos destrozados y residuos en las vías.

La tragedia es de “gran dimensión”, afirmó el director general de Socorro de la CRC, César Urueña, al reportar la “velocidad impresionante” en que sube el balance de muertos y heridos.

Mocoa, un caluroso municipio en plena Amazonía y de unos 40.000 habitantes, se encuentra sin fluido eléctrico y sin agua.

“Hay mucha gente en las calles, mucha gente damnificada, muchas casas caídas”, dijo vía telefónica Hernando Rodríguez, un pensionado de 69 años.

Según este residente de Mocoa, “la gente no sabe qué hacer” porque “no había preparación” para una catástrofe así.

“Apenas nos estamos dando cuenta de lo que nos pasó”, añadió.

Saqueos

“Anoche llovió 130 milímetros, usualmente en un mes llueve aquí 400 milímetros. ¿Qué quiere decir eso? Que el 30% de la lluvia de un mes se produjo anoche y eso precipitó una creciente súbita de varios ríos (…) y eso produjo una avalancha”,afirmó Santos, quien declaró la “calamidad pública” para “agilizar” las operaciones de rescate y ayuda.

Según el bombero David Alejandro Silva, todos los establecimientos comerciales están cerrados “por temor a que los saqueen”.

“Anoche hubo saqueos en sitios donde venden agua”, dijo un uniformado, de 22 años.

La ola invernal en Sudamérica no solo ha golpeado a Colombia. Perú viene soportando desde principios de año lluvias y avalanchas que hasta el momento dejan 101 muertos y más de un millón de damnificados.

En Ecuador, en tanto, se han registrado 21 muertes desde enero, 9.409 familias damnificadas y 1.280 damnificados, según el más reciente balance oficial.