Transportadores urbanos advierten que sin seguridad no prestarán el servicio

, Generales

Los conductores de los vehículos de transporte público de Valledupar les advirtieron al gobierno y a las autoridades, que si no hay seguridad para ellos y los vehículos, volverán a paralizar el servicio.

La posición fue de  fijada luego de los ataques recibidos a piedra y palo, el miércoles en horas de la mañana por mototaxistas desadaptados en diferentes puntos de la ciudad.

Los conductores guardaron los vehículos en más de un 60% para evitar ser blanco de los agresores que les lanzaron todo tipo de objetos, causando destrozos en los buses y pánico entre los pasajeros.

La policía nacional ofreció respaldo y protección a estos trabajadores para que el servicio no se vuelva a sufrir traumatismos como ocurrió el miércoles, causando graves problemas al transporte público de la ciudad.

La institución anunció que dispondrá dispositivos especiales, principalmente en los sectores considerados críticos como los barrios La Nevada, La Ceiba, Los Fundadores y Dangond, que se constituyeron en los sitios más recurrentes de estos ataques delincuenciales.

Asimismo mantendrán las operaciones de control cuadrantes  en los diferentes de la capital del Cesar, donde habrá refuerzos con unidades motorizadas y en las tanquetas para persuadir a los autores de actos vandálicos.

Atracos y extrañas sustancias

Los conductores de transporte público también denunciaron que están siendo víctimas de atracos en  recorridos del servicio urbano e inclusive declararon que en algunos sectores les han lanzado sustancias llamadas “pica pica”, para obligarlos a detener los buses con fines delictivos.

Frente al delicado tema, el gerente de Transvalle, Wissan Faraj Obregón les exigió al Gobierno y a las autoridades, garantías reales para que se pueda garantizar el transporte urbano a los barrios de Valledupar.