Tras litigio jurídico alcaldía ordenó demolición del muro que cercaba la acequia Las Mercedes.

, Judiciales

Un llamado al respeto por las normas urbanísticas realiza el gobierno de Augusto Daniel Ramírez Uhía.

Los 120 metros lineales de la acequia Las Mercedes que desde hace cinco años fueron encerrados por la Constructora Buen Hogar y que habían entrado a hacer parte del conjunto residencial María Isabella, fueron recuperados este jueves por el Municipio de Valledupar a través de la Oficina Asesora de Planeación en cabeza de Aníbal Quiroz Monsalvo.

A las 7:00 de la mañana las maquinarias de la Alcaldía empezaron a demoler el muro de concreto que cercaba la fuente hídrica e impedía la visibilidad hacia el interior de la urbanización, lo que implicaba una violación a las normas urbanísticas contempladas en el Plan de Ordenamiento Territorial, POT.

“Estamos hablando de una recuperación de 25 mil metros cuadrados de espacio público, de una fuente hídrica en donde el señor Alcalde prometió a los moradores construir una ciclo ruta y una alameda que conecte la avenida Sierra Nevada con la entrada al barrio La Nevada”, explicó el jefe de la Oficina, Aníbal Quiroz Monsalvo, al destacar el mejoramiento del entorno urbanístico de los ciudadanos.

Dentro del litigio jurídico, el Municipio conminó a la constructora a levantar un nuevo cerramiento que si cumpliera con la normatividad y que de acuerdo al POT son tres metros desde el centro de la acequia; también a que permitieran la visibilidad desde afuera hacia adentro. “Estamos decididos a seguir con estos controles, lo que no se había visto en Valledupar desde hace más de 20 años, nosotros lo estamos realizando”, concluyó el funcionario.

Ante este histórico hecho, el gerente de Camacol en el Cesar, Miguel Villazón Blay, envió un mensaje a los constructores “las leyes son para cumplirlas, los invitamos a seguir el POT que es la norma madre para seguir avanzando hacia una ciudad mucho más organizada. Hoy vemos que en Valledupar existe una gran construcción ilegal que es una competencia desleal a quienes sí cumplen la ley”.

El gobierno de Augusto Daniel Ramírez Uhía llegará a todos los puntos cardinales de la ciudad, sin importar estratos sociales, con el fin de ejercer un mayor control urbano.