Uribe aceptó propuesta de buscar ‘coincidencias’ sobre la paz

, Nacionales

El ex presidente Álvaro Uribe Vélez aceptó buscar coincidencias con el Gobierno Nacional, en torno al proceso de paz con las Farc que se está discutiendo en La Habana, Cuba.

La posición del ex mandatario fue fijada luego que l senador Horacio Serpa le pidiera deponer la confrontación política y ataques hacia el Presidente Santos.

Durante el debate en el Congreso de la República sobre el proceso de paz y luego de algunas confrontaciones entre el Centro Democrático y quienes apoyan los diálogos con las Farc, el senador liberal, Horacio Serpa, pidió la palabra y le hizo un llamado al expresidente Álvaro Uribe para que cese los ataques contra el presidente Santos y se decida a respaldar, sin dejar de ser oposición, la búsqueda de la paz.

“En aras de buscar un entendimiento y la paz, sí vale la pena que hagamos un esfuerzo. ¿Por qué no apoyar el camino a la paz? Es muy posible que resulte esto. Esta negociación nos llena de esperanza. ¿Por qué no hacemos un alto en el camino de nuestras propias hostilidades políticas?, esto no quiere decir que tengan que dejar de ser oposición y que haya una entrega o que se tengan que rendir políticamente”, Dijo Serpa.

Durante su intervención el congresista santandereano le insistió a Uribe, quien desde su curul detenidamente prestaba atención. “Acabemos con estas confrontaciones. Yo hago una recomendación, y me refiero concretamente al Centro Democrático: ¿Por qué no tratar mejor al presidente Santos? ¿Por qué cada vez que se refieren al presidente Santos le tiran un varillazo? Él es el presidente de la República, es el símbolo de la unidad de un país”.

A su turno el expresidente Álvaro Uribe le respondió a Serpa aceptándole su invitación. “En esto de las coincidencias, ¿Cómo decirlo, estimados ciudadanos, para tener un lenguaje apropiado? No voy a decir con quién no buscaría coincidencias, voy a decir con quien sí las buscaría. Y es con usted Dr. Serpa. Cuando usted me ha tenido que confrontar, me ha confrontado sin lisonja. Usted no me ha recogido mis tesis a medias, ni con mentiras a medias. Usted ha sido claro en la amistad, en los desacuerdos también. Con ese tipo de personas, como usted, yo sí busco coincidencias”.

Serpa le dijo a Uribe que sería un buen comenzar el dejar a un lado la confrontación y el lenguaje de agresiones. “Hombre, todos podemos ceder un poquito. Yo les propongo: hagamos un cese multilateral, todos, alrededor del tema de la paz. Hablemos más de la paz, entendámonos más alrededor de la paz. Amigos del Centro Democrático, ustedes son necesarios”.

Luego del enérgico llamado del senador Horacio Serpa, Uribe respondió desde el atril principal de la plenaria del Senado y aclaró que durante los 8 años de su gobierno intentó más de 30 veces negociar la paz con las Farc pero que estas no aceptaron los “inamovibles”, como por ejemplo, “cese de toda acción criminal, no elegibilidad política para quienes hayan cometido delitos de lesa humanidad y concentración para verificar el cese unilateral”.

La ‘pelea’ de Uribe y Roy Barreras

Finalmente el senador de La U, Roy Barreras, le recordó Uribe que durante ese gobierno se buscó también con las Farc un cese bilateral de fuegos y entrega de curules a la guerrilla. A lo que el expresidente respondió que no se avanzó en un proceso de paz porque se planteó inhamovibles que hoy Santos sí permite.

Dijo Barreras que al buscar una negociación Uribe ofreció “reconocimiento del conflicto, cese bilateral disfrazado y curules a dedo, así como participación en política, paz con impunidad, conexidad con el narcotráfico, eliminación de la extradición, despeje y reformas constitucionales”.

A su turno el expresidente respondió que “durante mi gobierno se intentó acercamientos con las Farc en por lo menos 30 ocasiones y se hicieron todos los esfuerzos”. Y agregó, haciendo referencia a Barreras que “lo que se ha dicho es en nombre de una manida estrategia que cuando algo les está saliendo mal, dicen que es que Uribe también intentó hacerlo. Y cuando algo les sale bien, el Centro Democrático critica porque supuestamente yo no pude hacerlo”.

Agregó en respuesta al senador de La U que “en su momento, durante mi gobierno, esa guerrilla no aceptó dejar de delinquir y cesar actividades criminales. Ellos no aceptaron. Ellos pidieron curules a dedo pero pusimos de condición que esas curules no podrían ser ocupadas por personas condenas por delitos atroces. Lo mismo decimos hoy, que no puedan ir a la cárcel los guerrilleros que no cometieron delitos atroces”.