Uribe presentó pruebas al Congreso de supuesto derribamiento de avión en el Cesar

, Nacionales

El ex presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez, le presentó al Congreso este martes, lo que serían supuestas sobre el presunto derribamiento del avión de la FAC que siniestro hace dos semanas en el municipio de Codazi, con saldo de 11 militares muertos.

Dijo que el helicóptero que se precipitó en Antioquia, con policías a bordo, que también fallecieron, igualmente fue derribado.

El ex mandatario presentó como pruebas,  las declaraciones de dos oficiales en retiro y de un representante de las comunidades indígenas sobre los siniestros.

Durante la plenaria del Senado el expresidente Álvaro Uribe puso en conocimiento del país las pruebas que, según él, demuestran que el avión de la FAC en Cesar y el helicóptero de la Policía en Antioquia, fueron derribados por el terrorismo.

Sobre el siniestro en Antioquia, Uribe reveló la declaración de un representante indígena que aseguró en medios regionales que hubo enfrentamientos antes del accidente.

“Darío Carupia es representante de las comunidades indígenas de Chigorodó, y en los medios regionales de Urabá expresó que antes de las 6 comenzó un enfrentamiento, llegaron unos helicópteros y a uno lo bajaron y que después llegaron otros”, señaló.

También leyó el análisis que hizo un coronel de la Policía de la reserva activa, que desvirtuaría la posibilidad de un accidente, entre otras cosas, por la experiencia que tenía el capitán John Palacios.

“Es una gran mentira que el helicóptero estuviera violando en mal clima y entre cerros a 120 nudos. Si el accidente hubiera sido un choque contra el cerro, generalmente es contra la punta del cerro y la foto es clara que el helicóptero cae lejos de la cima y si el choque hubiera sido a 120 nudos, el helicóptero hubiera quedado en el sitio exacto y no hubiera rodado hasta el sitio donde quedó”, añadió Uribe.

Sobre la caída del avión de la FAC en Codazzi, Cesar, Uribe dio a conocer la explicación del capitán Fernando Izquierdo, quien aseguró que nunca hubo mal tiempo en la zona del siniestro y que la aeronave cayó de forma vertical, lo que también demostraría la tesis del derribamiento.

“Las personas que estaban acompañando al avión N-691AS que despegó a las 3:02, han dicho que vieron la caída casi vertical del avión y expresa el señor capital Izquierdo que si el avión hubiera tenido congelamiento de un motor, habría podido sustentarse con el otro motor”, añadió.

El Gobierno Nacional ha defendido la tesis de que las aeronaves se accidentaron por cuenta del mal tiempo que había en esas zonas en el momento del accidente.