Uribismo denuncia al presidente Santos por lo ocurrido en la Guajira

, Nacionales

El Centro Democrático considera que se cometieron varios delitos en el polémico episodio registrado de la visita de las Farc en Fonseca.
Los senadores del Centro Democrático, Ernesto Macías Tovar y Honorio Henríquez, radicarán ante la Comisión de Acusación una denuncia penal contra el presidente Juan Manuel Santos.
La denuncia de los legisladores uribistas está sustentada en la polémica visita -con fines pedagógicos- que hicieron varios negociadores de las Farc al corregimiento de Conejo en Fonseca (Guajira). (Vea: Arranca operativo de traslado de jefes de Farc a La Habana)
En el documento que será radicado ante la comisión se enumeran varios delitos. Entre éstos, prevaricato por acción, empleo ilegal de la Fuerza Pública y abuso de autoridad. Macías dijo que el Gobierno retiró las tropas tres días antes para permitir la llegada de los guerrilleros, configurando así un despeje del territorio nacional.
“Esa decisión del presidente Santos está prohibida actualmente por la Constitución Política de Colombia”, recalcó.
A su vez, Enríquez dijo que también hubo en la actuación del Gobierno en este caso menoscabo de la integridad nacional, violación de la constitución, además de que se puso en riesgo a la población civil”.
“Todos sabían claramente a qué venían los integrantes de las FARC que estaban armados, eso es lamentable y un retroceso para el país”, agregó.
Para el congresista “es una vergüenza que el Gobierno permita a quienes no han dejado las armas hacer política bajo la excusa de pedagogía por la paz y es más grave si se tiene en cuenta que este municipio es clave en el contrabando que viene desde Venezuela”.
La semana pasada tres de los máximos jefes de las Farc, Iván Márquez, Joaquín Gómez y Jesús Santrich aparecieron en el municipio de Fonseca para participar en un evento para hacer campaña por la paz.
Sobre el tema, el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, dijo que el “abuso” por parte de las Farc fue una “torpeza y metida de pata” porque no tenían ninguna autorización para tratar de socializar con las comunidades de la región los acuerdos de La Habana.
Cristo llamó a los negociadores de la guerrilla a que hagan un proceso de reflexión sobre sus actuaciones porque fue una equivocación lo que se hizo en Guajira.
Con este difícil panorama para el proceso de paz, los países garantes instaron a las partes a superar las dificultades y retomar diálogo. Cuba y Noruega manifestaron a través de un comunicado que las partes continuarán cumpliendo los compromisos respecto a medidas de desescalamiento y fomento de la confianza.
En las últimas horas se superó el impasse y los negociadores retornarán a Cuba para retomar los diálogos con las FARC en un momento decisivo pues el plazo para la negociación pactado entre Santos y ‘Timochenko’ es el próximo 23 de marzo.