Vicepresidenta llama a proteger la vida en las manifestaciones de este miércoles

Quiero que todos ustedes sepan -quienes van a manifestarse mañana- que entiendo sus molestias. Todos los colombianos estamos adoloridos por tantas vidas perdidas en esta pandemia y, lo peor, por esta crisis económica que nos ha tenido perdiendo empleos, que ha sido lo peor de la historia de Colombia.
Todos ustedes merecen que el Gobierno responda a sus necesidades, que los escuchen, por esa razón, el Presidente ha ordenado iniciar unas negociaciones, las inició este lunes con el Comité del Paro. Sus voces, las de todos nuestros jóvenes, deben ser escuchadas.
Para todos aquellos que van a las manifestaciones mañana, ¡por favor, cuídense!, recuerden que todos somos hijos e hijas de Colombia. Todos los que van a estar en la calle mañana, son la mamá, el hermano, la hermana, cualquier ser querido de otro colombiano. Por eso, les pido, ¡cuidémonos!
Permitamos, además, que las autoridades cumplan su deber, siempre al amparo de la Constitución, respetando los derechos humanos. La violencia y la destrucción solamente dañan la capacidad de unirnos, destruyen nuestras ciudades, destruyen nuestro tejido empresarial, acaban con la posibilidad de producción de nuestras empresas, y eso afecta los empleos que tanto necesitamos los colombianos. ¡Necesitamos seguir avanzando!
Si van a salir, háganlo para aportar ideas. Tenemos que seguir adelante, trabajando para crear esa mejor versión de Colombia, esa que todos nosotros nos merecemos y, para ello, necesitamos esa pasión de todos ustedes, de nuestros jóvenes, de cada mujer, de cada colombiano.
Finalmente, tenemos que ser muy cuidadosos con esos políticos que quieren llenarnos de odio, de rabia, de tantas mentiras, de desinformación en las redes, quienes están pretendiendo utilizar esta situación para sus propios objetivos. No podemos permitir que ninguno de nosotros se vuelva instrumento de esos políticos del odio. La gente buena de Colombia es la que quiere defender este país, su país, mi país, nuestro país.
Por favor, estemos todos a salvo mañana, que Dios bendiga a Colombia. Yo, su Vicepresidenta, seguiré trabajando todos los días por escuchar la voz de cada colombiano, de cada empresario, de cada mujer y cumplir siempre con nuestro deber para con ustedes